LDC

En el campo

El agricultor conectado: cómo la tecnología transforma la agricultura

06.18.2019

La necesidad es la madre de la invención. Y en un mundo de recursos finitos, algunas de las mentes más brillantes están buscando maneras de abastecer la necesidad creciente de alimentos del planeta.

post-inpage-landscape-MASTER.jpg

Con una población mundial que seguirá creciendo rápidamente hasta alcanzar los 10 mil millones de personas en el año 2050, la demanda de alimentos global podría duplicarse entre el año actual y aquél año, paralelo a lo cual existe una necesidad de dietas de calidad y de sustentabilidad. La tarea es complicada tanto por la falta de nuevas tierras para cultivo (el planeta no se está expandiendo mientras que la población continúa creciendo) como por el cambio climático, que ya está afectando negativamente las vidas de los agricultores y en muchos países está planteando desafíos de seguridad alimentaria.

“Para producir el doble de alimentos, cumplir con los requisitos de calidad y respetar los equilibrios globales, los enfoques y las técnicas actuales deben cambiar”, explica Bertrand Colin de Chirac, director de Desarrollo Comercial de EBS en LDC.

“Es allí donde Sillicon Valley se une a la agricultura. Los dos mundos aprenden a hablar el mismo idioma para poder comunicarse porque la tecnología es una parte importante de la respuesta”.

Las revoluciones agrícolas son definidas de distintas maneras por distintas personas, pero muchos comparan los cambios que estamos viendo hoy con el pasaje de un sistema de cazadores-recolectores a una agricultura establecida, una transformación que definió a nuestra civilización.

post-inpage-landscape-MASTER 2.jpg

Estos cambios tecnológicos están llegando a cada rincón de la industria agrícola, desde tecnologías de insumos, tales como las semillas y los fertilizantes, hasta la agricultura de precisión con drones y robots, los mega datos, los sensores inteligentes y los más recientes sistemas informáticos de administración de haciendas.

“La manera en que la tecnología responde a las presiones que estamos enfrentando es revolucionaria”, afirma Colin de Chirac. “Es sin dudas la revolución que más rápidamente se está expandiendo y lo maravilloso es que puede adaptarse al nivel agrícola, en casi todas partes, a un costo cada vez menor”.

Mi LDC

Incluso avances pequeños pueden generar grandes cambios. Para compañías como Louis Dreyfus Company (LDC), las nuevas maneras de compartir información en forma rápida y sencilla son transformadoras.

post-inpage-portrait-MASTER.jpg

En octubre del año pasado, la compañía lanzó “Mi LDC” en América del Norte, un portal web que permite a los productores agropecuarios interactuar con LDC de una manera mejor y más fácil. Mediante un simple clic, pueden controlar tickets de envíos y pagos desde cualquier dispositivo. Potencialmente, podría también ayudarlos a recibir información relevante personalizada de acuerdo a sus negocios, por ejemplo, sobre mercados y pronósticos climáticos.

“Las ventajas son en ambas direcciones. El portal está ayudando a los agricultores a manejar mejor sus negocios con LDC, permitiéndole a su vez a la compañía aumentar sus servicios a los agricultores y reducir sus costos administrativos”, explica Damien Roy, director regional de Operaciones e Informática para América del Norte.

LDC está trabajando para expandir el uso de este portal en todo el mundo, apostando a que ésta es la manera en la que se realizarán las transacciones en el futuro.

Las nuevas tecnologías se están convirtiendo cada vez más en una parte del paisaje rural.
El uso de drones y de agricultura de precisión no solamente han aumentado la productividad, sino que también han ayudado a la sustentabilidad y a la reducción de residuos.

Los agrónomos hablan con entusiasmo de cómo la información sobre nutrientes, humedad y productividad del suelo específica de una ubicación en particular ayuda a aplicar los fertilizantes y los productos de protección de cultivos únicamente en aquellas áreas que realmente los necesitan, reduciendo el escurrimiento de nitrógeno en las vías fluviales.

Los datos son enviados a tractores con tecnología GPS, permitiendo a los productores aplicar los productos para obtener un rendimiento máximo y un costo mínimo.

Los agricultores solían aplicar estos insumos más bien en áreas enteras, pero con la agricultura de precisión, esto está cambiando rápidamente. Mejora los rendimientos y reduce el uso de químicos, disminuyendo su impacto en el medioambiente.

© 2019 Louis Dreyfus Company