LDC

En el campo

La semana que cambió el mundo

En febrero de 1972, el entonces Presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon, realizó una visita trascendental a China, marcando una importante distención en las relaciones entre ambos países luego de 25 años de distanciamiento. “La semana que cambió el mundo” también fue un hito para LDC. Nuestra participación en la delegación de los Estados Unidos en aquella histórica visita, nos abrió las puertas para comenzar a comercializar algodón con China.

Crecimiento en los primeros años

En aquella época, China era el mayor productor y consumidor de algodón del mundo. Alentada por las condiciones comerciales favorables, la compañía estadounidense Allenberg Cotton Co. comenzó a exportar algodón a China en 1973. En 1981, la compañía fue adquirida por el Grupo.

En 1995, menos de 15 años después, LDC abrió una oficina de representación en Pekín para administrar las consultas locales y realizar la investigación del mercado. Estos primeros años nos ayudaron a construir y establecer nuestra reputación como proveedores confiables y seguros de algodón de calidad en China, que aún mantiene su posición como uno de los principales consumidores del mundo.

Nuevos horizontes en el nuevo milenio

post-change-pg01.jpg

We opened our China office in Beijing in the year 2000, setting up a local cotton marketing team to represent our global cotton offices. We marketed imported cotton to China, and exported Chinese cotton to the world.

China’s entry into the World Trade Organization in December 2001 drove the development of the country’s economic reforms. China ramped up its trade with foreign markets, fueling new opportunities for the cotton business.

In 2005, our local subsidiary became one of the first wholly-owned foreign enterprises to receive approval from the Chinese government to trade agricultural products in the country. This enabled our Cotton Platform to expand into China’s domestic market, buying and selling Chinese cotton locally and participating in the Zhengzhou Commodity Exchange.

Turning to the Future

Abrimos nuestra sucursal China en Pekín en el año 2000, armando un equipo local de comercialización de algodón para representar a nuestras oficinas de algodón globales. Comercializábamos algodón importado a China y exportábamos algodón chino al mundo.

El ingreso de China en la Organización Mundial del Comercio en diciembre de 2001 dirigió el desarrollo de las reformas económicas del país. China aumentó su comercio con mercados extranjeros, impulsando nuevas oportunidades para el negocio del algodón.

En 2005, nuestra subsidiaria local se convirtió en una de las primeras compañías de propiedad absolutamente extranjera en recibir la aprobación del gobierno chino para comercializar productos agrícolas en el país. Esto le permitió a la Plataforma de Algodón expandirse al mercado interno chino, comprando y vendiendo algodón chino en forma local y participando en la Bolsa de Commodities de Zhengzhou.
Mirando hacia futuro

Construyendo en base a los cimientos de aquella histórica visita de 1972, nos hemos establecido firmemente como una de las mayores compañías comercializadoras de algodón en China en la actualidad. Entre nuestros socios comerciales a largo plazo se encuentran algunas de las principales empresas textiles y compañías de comercio internacional de algodón de China.

Y como testimonio de nuestra integración en el mercado chino y nuestro reconocimiento como actores de la industria local, ahora somos miembros de la Asociación de Algodón de China y la Asociación de Textiles de China. También seguimos siendo miembros de la Bolsa de Commodities de Zhengzhou, donde se comercializan futuros de algodón y desempeñamos una función ejecutiva en la comisión de envíos.

En 2017, fortalecimos aún más la posición de LDC como una de las compañías comercializadoras líderes de algodón en China con la promoción de nuestra oficina de representación de Xinjiang a una plena sucursal de LDC China Trading Company, una medida que le permitió a LDC asegurarse el suministro en esta importante región de producción de algodón y disfrutar la ventaja de ser precursores en relación a nuevos clientes y plantas desmotadoras de algodón de Xinjiang.

Con las tendencias cambiantes de sus consumidores y su paisaje demográfico, China es una región de alto potencial de crecimiento para LDC y, por lo tanto, central para nuestros planes y ambiciones estratégicas para el futuro. Nuestro compromiso firme a largo plazo con China ha sido fundamental para el crecimiento de nuestra Plataforma de Algodón en el país y continuará impulsando nuestros resultados exitosos en el futuro.

© 2018 Louis Dreyfus Company

Cookies.

Utilizamos cookies para recordar sus preferencias y ofrecerle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Por favor, haga clic en el botón para aprobar el uso de cookies. Por más información, lea nuestra política de privacidad.