LDC

En el campo

Produciendo café para las generaciones futuras

06.18.2019

Ya sea Arabica o Robusta, el café producido en la isla tropical de Sumatra, en Indonesia, es conocido por su textura suave y dulce. Los aficionados detectan sabores térreos con un dejo a humo, cacao, tabaco, madera de cedro e, incluso, cítricos. Pero al igual que otros cafés, el grano de Sumatra necesita condiciones estables y previsibles. Desarrollar el perfil de sabor deseado requiere una combinación precisa de temperatura, precipitaciones y sequedad. Y el cambio climático está complicando todo esto.

Los científicos no pueden predecir exactamente cuál será el impacto a largo plazo del aumento de las temperaturas en la producción de café. Pero los agricultores en todo el mundo ya están viendo los efectos adversos.

Además de reducir el área disponible para la producción de café, las temperaturas crecientes y los patrones climáticos impredecibles exacerban la amenaza de plagas y enfermedades.

Y así, mientras los líderes mundiales descifran a nivel global cómo prevenir de la mejor manera un cambio climático fuera de control, los productores de café a nivel regional también pueden beneficiarse de una asistencia técnica localizada.

Como una de las tres principales compañías comercializadoras de café del mundo, Louis Dreyfus Company (LDC) desempeña un rol ayudando a los agricultores a adaptarse.

post-inpage-landscape-MASTER.jpg

El enfoque de sustentabilidad de LDC se basa en datos de investigación, recabados de más de 22.000 productores en todo el mundo. Los agrónomos de LDC los visitan hasta cuatro veces al año, para conocer los problemas locales y promover técnicas de cultivo sustentables, adaptadas a las necesidades y condiciones locales.

“Asistimos a productores de café para que en 30 años las generaciones futuras puedan disfrutar de un café de buena calidad”, explica Rozenn Kerviel, Gerente de Sustentabilidad para la Plataforma de Café en LDC.

“Y para que esto ocurra, necesitamos adoptar un enfoque doble: difundir las mejores prácticas agrícolas, ateniéndonos a la vez a un modelo económicamente viable”.

Plantando árboles

En Sumatra, Indonesia, los agrónomos de LDC brindan capacitación sobre mejores prácticas de café y alientan a los pequeños productores más vulnerables a plantar árboles autóctonos junto a sus plantas de café, como parte de un programa financiado por la Fundación Louis Dreyfus. Además de proveer alimentos nutritivos a los agricultores y sus familias, el propósito de esta iniciativa es ayudarlos a diversificar sus fuentes de ingreso, más allá de los objetivos de autosuficiencia alimentaria, y desarrollar ingresos a largo plazo a partir de la madera.

El aguacate, los cítricos y otros árboles benefician también a los cultivos de café de otras maneras. La sombra de los árboles reduce la temperatura del aire, aumenta la humedad relativa y disminuye la evaporación de las plantas de café.

Los agricultores pueden además adaptarse regando sus árboles, produciendo coberturas vegetales (mulching) y cultivando en terrazas. Cambiar la especie de café cultivada, por ejemplo, de Arabica a Robusta, también puede ayudar.

Además de mitigar el impacto del cambio climático, el programa enseña métodos de poda, técnicas para colocación de injertos, fertilización natural y manejo de suelo. Los agricultores reciben asimismo información relacionada con los precios y los mercados. Hasta ahora, el programa ha alcanzado a más de 7.500 productores en Sumatra.

“La capacitación sobre técnicas de cultivo y manejo de suelo me está ayudando diariamente”, cuenta Firdaur, un productor de café de Lampung, en el extremo sur de Sumatra.

Se incorporó al programa en 2014, luego de muchos años difíciles de baja productividad. Hoy, produce 4 toneladas de café crudo por año, por encima de las 1,5 toneladas que producía en 2003.

LDC participa en proyectos de sustentabilidad en otros países, entre los que se incluye Vietnam, y espera desarrollarlos en otras partes del mundo también.

“Básicamente, estamos trabajando para mantener al café como un negocio sustentable y rentable, para beneficiar a los productores, a los consumidores y a todos los que se encuentran en el medio”, afirma Guy Hogge, Director Global de Sustentabilidad en LDC.
“Mediante este proyecto, estamos adaptándonos no sólo al cambio climático sino también a la compleja cadena de valor del café, la cual requiere acciones concretas a nivel granja, integrando a la vez la demanda del mercado. En esto consiste nuestro trabajo de sustentabilidad”.

© 2019 Louis Dreyfus Company