LDC

En el horizonte

Cambio climático: nuestra responsabilidad social y un imperativo comer

LDC ayuda a alimentar y vestir al equivalente de 500 millones de personas alrededor del mundo cada año. Tal vez tú no hayas oído hablar de nosotros. No estamos involucrados en forma directa ni en el cultivo ni en las ventas finales a los consumidores.

Pero en una amplia gama de productos –desde café hasta algodón y trigo- desempeñamos el rol crucial de llevar productos agrícolas básicos de los campos de los productores al consumidor final. Como una fibra óptica que conecta a los consumidores, los productores y los mercados.

Nuestra posición única a lo largo de toda la cadena de valor también conlleva responsabilidades. Y debido a nuestra visión, que consiste en ser una compañía comercializadora confiable para el siglo XXI, LDC desea aprovechar su influencia para colaborar, de la manera más innovadora y eficiente posible, con las iniciativas de sustentabilidad globales.

Vemos esta tarea como una responsabilidad, pero también como una oportunidad.

post-inpage-landscape-MASTER.jpg

Y mientras los gobiernos siguen aún pensando cómo implementar el Acuerdo de París sobre el cambio climático, la industria agrícola, incluyendo a LDC, continúa avanzando en forma independiente.

Para nosotros, el cambio climático plantea una combinación de imperativos comerciales, responsabilidades sociales e importantes riesgos empresariales. Simplemente no podemos ignorarlo.

Como compañía, nuestro desafío hoy es adaptarnos a los cambios en las preferencias de los consumidores que buscan una producción más sustentable y limitar los impactos del cambio climático en nuestro negocio.

Nuestra industria no tiene otra opción que adaptarse.

Desafíos monumentales

El crecimiento poblacional plantea un desafío inmenso para las compañías agrícolas. Mientras el cambio climático está complicando la producción, se estima que la demanda global de alimentos se duplicará para el año 2050. En los próximos 30 años tendremos que producir la misma cantidad de alimentos que generamos en los últimos 8.000 años en total.

Mientras tanto, habrá más limitaciones. ¿Cómo afrontaremos la demanda de agua? ¿Cuánta de nuestra tierra se encontrará degradada?

¿Cómo resolveremos la pérdida de una valiosa biodiversidad?

¿Dinámica del mercado?

Para algunos commodities, nuestro trabajo en relación al cambio climático puede verse como una simple reacción a los mercados.
Tomemos el aceite de palma, un ingrediente que se encuentra en aproximadamente la mitad de los productos de tu supermercado local.

Como los consumidores comprenden los vínculos potenciales entre la producción del aceite de palma y la deforestación, su preferencia por un aceite de palma libre de deforestación ha aumentado. Satisfacer esta demanda no ha sido fácil, pero gracias al progreso tecnológico hoy es posible rastrear la mayor parte de nuestro aceite de palma hasta el nivel de la planta. Y para fines de este año, esperamos que casi el 100% de nuestro aceite de palma sea trazable de esta manera.

El café es otro ejemplo. Los científicos advierten que el cambio climático podría causar una caída en la producción global de hasta un 50 por ciento. LDC no es propietaria de ninguna plantación de café, pero estamos ayudando a los productores a adaptarse porque queremos y necesitamos que continúen suministrando un café de la más alta calidad en los próximos años. Planeamos hacer más trabajos de este tipo en el futuro.

Ya sea porque reducimos nuestras propias emisiones o ayudamos a los productores a adaptarse o trabajamos con operadores de flete para encontrar soluciones para un desarrollo sustentable de su industria, no somos simplemente observadores neutrales. Como compañía, nuestra tarea central es satisfacer las necesidades de la sociedad. Así es como generamos nuestras ganancias.

Intereses comerciales sociales

Sucede que nuestros intereses comerciales se superponen con intereses sociales de muchas maneras.

Cuando trabajamos con agricultores, mejoramos su producción, aumentamos sus ganancias, les damos más razones para permanecer en la agricultura en lugar de trasladarse a las ciudades en búsqueda de una vida mejor. Nuestros intereses pueden y deberían, en el largo plazo, contribuir a la estabilidad y la prosperidad social.

Como cualquier otra compañía, una tarea clave para nuestra gerencia es identificar y controlar los riesgos a largo plazo. El cambio climático claramente es uno de estos riesgos. Y en esto no estamos solos. Competimos con otras compañías en el sector. Pero todos nos estamos moviendo en la misma dirección.

© 2018 Louis Dreyfus Company

Cookies.

Utilizamos cookies para recordar sus preferencias y ofrecerle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Por favor, haga clic en el botón para aprobar el uso de cookies. Por más información, lea nuestra política de privacidad.