LDC

En el horizonte

Nuestro CEO Global reflexiona acerca de cómo estamos llevando a cabo nuestra estrategia

03.25.2019

Mirando atrás al 2018, tenemos todos los motivos para estar orgullosos de nuestro desempeño. Este demuestra nuestra capacidad para cumplir con nuestras promesas y confirma que estamos en una buena posición para impulsar nuestra próxima fase de crecimiento.

blog-ar2018-pg01.jpg

En mis muchos años con el Grupo, he visto transcurrir varios capítulos del viaje de Louis Dreyfus Company (LDC), ninguno más emocionante que el que tenemos por delante. Tenemos un claro itinerario, con una sólida estrategia para captar las oportunidades atractivas que vemos desarrollarse dentro de nuestro sector, y estamos preparados para consolidar nuestra posición como actores clave para el largo plazo.

Nuestras ambiciones y acciones estarán guiadas por el propósito de nuestra empresa de crear un valor justo y sustentable, mientras que las capacidades de LDC de innovación y emprendimiento seguirán siendo esenciales para nuestro éxito.

Reflexiones sobre 2018

Entregamos muy buenos resultados en 2018, apoyados por un sólido segundo semestre, como se esperaba. Durante el año, también completamos la desinversión de 2 empresas no fundamentales, continuamos invirtiendo en áreas esenciales y navegamos con éxito en el entorno de un mercado desafiante.

A principios de 2018, cerramos la venta de nuestros Metales globales y nuestras actividades de Fertilizantes e Insumos en Australia. Esto refleja la continua reorientación de nuestra empresa, que apunta a establecer las correctas condiciones financieras y operativas para llevar a cabo nuestra estrategia de largo plazo. El anuncio de nuestra decisión de poner fin a nuestras actividades de Lácteos para fines de la primera mitad de 2019, es otro paso en esa dirección.

En general, nuestros resultados operativos para 2018 aumentaron un 26 % interanual a US$1 330 millones, mientras que nuestros ingresos netos -participación del Grupo- se incrementó un 12 % a US$355 millones, pese a la disminución de las ventas y volúmenes debido a las desinversiones. Estos resultados se lograron gracias a nuestra cartera diversificada globalmente y a la distribución geográfica, junto con la activa gestión de riesgo, y demuestran nuestra capacidad para enfrentar las dificultades de diferentes tendencias entre nuestras plataformas comerciales y las consecuencias de las tensiones comerciales entre EE. UU. y China.

Nuestros Resultados Operativos del segmento de la Cadena de Valor aumentaron un 16 % con respecto a 2017 gracias a los sólidos desempeños, en particular en Oleaginosas. El enfoque de la Plataforma ilustra la ágil respuesta de LDC a los eventos, cambiando los flujos físicos, implementando las estrategias de cobertura correctas y aprovechando las inversiones en destino para responder a la demanda. Nuestros Resultados Operativos del segmento de Comercialización subieron un 46 % en comparación con 2017, con ventas bastantes estables y con Algodón y Azúcar en la delantera.

Al mismo tiempo, continuamos con nuestras inversiones estratégicas para el crecimiento, adquiriendo una planta de molienda de oleaginosas en Tianjin, China, expandiendo nuestras redes logísticas en el Mar Negro y Sudamérica, y haciendo nuestras primeras inversiones en innovación alimentaria.

Nuestros resultados y logros en 2018 confirman mi visión de que tenemos la estrategia correcta para escribir un nuevo y exitoso capítulo de crecimiento para LDC.

Convirtiéndonos en la cadena de valor

Para una empresa como la nuestra, se ha vuelto fundamental un alto grado de integración de toda la cadena de valor. Si bien esto funciona de una manera ligeramente distinta de una a otra plataforma, está claro que nuestros márgenes se encuentran en todo el espectro que va desde el productor hasta el consumidor final. Es nuestra capacidad de dominar y conectar cada paso del camino lo que nos permitirá crear y aprovechar las oportunidades y mitigar los riesgos a lo largo del tiempo. Encontrar la amplitud y equilibrio correctos de los mercados de origen y destino también sigue siendo esencial para proporcionar la flexibilidad necesaria.

Nuestras ambiciones exigen que nos concentremos en nuestro enfoque centrado en el cliente, manteniendo una red logística de avanzada, invirtiendo en nuestras capacidades de investigación y análisis, avanzando hacia los consumidores finales y cultivando nuestra capacidad de innovación en toda la organización.

Convertirnos en la cadena de valor también es esencial para garantizar que la sustentabilidad y la trazabilidad, que hoy son obligatorias, sean una parte integral de hacer negocios. Cuanto más integrada esté nuestra cadena de valor, mayor será nuestro nivel de control.

Nuestro enfoque en la sustentabilidad exige una acción continua y, en última instancia, un mayor impacto sobre varias áreas clave:

  • La seguridad, la salud y el medio ambiente (SHE) limitan nuestro uso de la energía y del agua, las emisiones de gases de efecto invernadero y la generación de desechos, mientras se continúa luchando por un ambiente con cero incidentes.

  • Aplicar y expandir, donde sea necesario, las estructuras de nuestras políticas de acción local y las asociaciones, por ejemplo, nuestros esfuerzos de «No a la Deforestación, No a la Turba, No a la Explotación» en la palma, nuestra nueva Política de Sustentabilidad de la Soja y los esfuerzos para erradicar el trabajo infantil de nuestras cadenas de suministro.

  • Colaborar e influenciar a las partes interesadas globales para mejorar las prácticas, por ejemplo, nuestro trabajo con el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible, la Iniciativa de Transporte Sustentable y la Organización Mundial del Trabajo.

  • Apoyar a las comunidades locales, impulsando el desarrollo económico y mejorando la calidad de vida de las comunidades donde operamos, creando empleos y mediante diversos programas desarrollar la agricultura sustentable, la seguridad alimentaria y el acceso a la educación, equipos y financiación.

Con nuestro compromiso de convertirnos en la cadena de valor, LDC ve el éxito comercial íntimamente vinculado a la creación de valor justo y sustentable, exactamente como lo declara nuestro propósito.

El próximo capítulo

Como dice el muy conocido adagio, las empresas exitosas son aquellas que reconocen el cambio y se adaptan a él. Los próximos 5 años verán a LDC convertirse en la cadena de valor y evolucionar para transformarse cada vez más en una empresa diversificada de alimentos y nutrición.

Nuestra estrategia, que se presenta en mayor detalle en la siguiente sección de este informe, está edificada en torno a 4 pilares que guiarán a LDC en el futuro cercano:

  • Fortalecer de nuestra ventaja en la comercialización, perfeccionando esta actividad fundamental para LDC, en la que continuaremos liderando y probando la profundidad de nuestro talento.

  • Integrarnos verticalmente, moviéndonos hacia arriba y abajo según convenga a cada una de nuestras líneas de negocio.

  • Diversificar los flujos de ingresos a través de productos de valor agregado, sacando provecho de nuestras actividades existentes o formando asociaciones y empresas conjuntas para complementar nuestras capacidades.

  • Innovar para continuar siendo un actor clave en la industria en el largo plazo, impulsando las innovaciones disruptivas en tecnología, alimentos u otras áreas relacionadas con nuestra cadena de valor.

Si algo nos muestra la historia de LDC, es que nuestra competencia, espíritu empresarial y flexibilidad para adaptarnos al cambio han sido fundamentales para nuestro éxito durante más de 168 años.

Confío que los próximos cinco años nos ofrecerán otro capítulo de crecimiento de esa historia, a medida que enfrentamos el desafío de alimentar de forma sustentable a una creciente población mundial.

El Reporte Anual 2018 completo y los Estados Financieros Consolidados Auditados están disponibles en www.ldc.com.

Para leer el Comunicado de Prensa sobre los Resultados Financieros, ve a: www.ldc.com/global/en/investors-media/news/

© 2019 Louis Dreyfus Company