LDC

En el horizonte

Un cinturón, una ruta

En 2013, el presidente de China, Xi JinPing, lanzó la iniciativa “Un Cinturón, Una Ruta”, una estrategia de desarrollo de infraestructura sin precedentes para crear una red de ferrocarriles, rutas y conductos que unirían China, Asia Central, Asia Occidental y parte de Asia del Sur. Similar a la Ruta de la Seda, se estableció para impulsar las relaciones comerciales y financieras de los países ubicados a lo largo de sus recorridos continentales y marítimos.

Nos reunimos con Jean-Romain Roig, Director de Transporte para Asia, para conversar sobre los potenciales desafíos y oportunidades que presenta la iniciativa “Un Cinturón, Una Ruta” para la Compañía Louis Dreyfus (LDC).

post-inpage-landscape-MASTER 2.jpg

¿Podrías contarnos más sobre esta iniciativa histórica?

El proyecto es parte de lo que se conoce como el “Sueño Chino”. Su propósito es crear canales internacionales a una escala sin precedentes para facilitar la cooperación económica.

La escala de este proyecto es verdaderamente épica. Estamos hablando de aproximadamente 1,3 mil millones de personas, y sus necesidades son vastas. Comercializan energía, productos, materiales y mucho más. Es importante que sus corredores logísticos sean seguros, rápidos y eficientes. Este proyecto significará un cambio en las reglas del juego para China y para todos los que comercialicen con China o dentro de China, incluyendo a LDC.

post-inpage-landscape-MASTER.jpg

¿Por qué esta iniciativa es significativa para el comercio global y, más específicamente, para Asia?

La respuesta es breve y simple: ¡la escala! Alterará los antiguos flujos comerciales que han sido utilizados por siglos. Conectará regiones que jamás habían estado conectadas anteriormente. Por ejemplo, ahora tenemos una línea de ferrocarril directa entre China y el Reino Unido, que ofrece una ruta de transporte confiable para productos con un valor agregado medio. Esta ruta de 7500 millas ya se encuentra compitiendo con las rutas aéreas, veloces pero costosas, y con las rutas marítimas más económicas, pero también más lentas.

De manera similar, el Corredor Pakistán-China, ofrece una ruta terrestre desde Medio Oriente hasta Pakistán y el centro de China. Esta nueva ruta reemplaza a las rutas marítimas a través del Estrecho de Malaca. Reducirá significativamente el tiempo de viaje entre China y Medio Oriente. También disminuirá los costos en ambas direcciones. La visión es grande.

¿Cómo describiría usted la posición actual de LDC en el negocio del transporte en Asia y en el mundo?

Asia ha sido nuestra fuente de negocios de más rápido crecimiento, especialmente en relación al transporte. En Singapur, nuestro equipo ha crecido de 3-4 integrantes en 2013 a 25 actualmente, lo cual refleja el crecimiento veloz de la región. También administramos una flota de barcos para asistir a nuestros clientes externos.

En términos de volúmenes internos, nuestro mayor crecimiento ha tenido lugar en el transporte de soja desde las Américas, en especial desde América del Sur, hacia China.

También exportamos azúcar y arroz desde Asia y transportamos bienes para clientes de terceros, incluyendo plantas siderúrgicas, compañías mineras y centrales eléctricas.

Asia es, sin duda, una de nuestras regiones más activas y de mayor crecimiento. Contamos con dos oficinas de transporte en la región, en Singapur y Pekín. Una presencia en China es obviamente necesaria. Y, por supuesto, también necesitamos estar presentes en Singapur, el centro de transporte más importante del mundo y la sede central de muchos de nuestros clientes de terceros. En general, vemos que esta iniciativa ofrece numerosas oportunidades de crecimiento, en particular en el segmento de clientes de terceros.

¿Cuáles diría usted que son los desafíos y oportunidades de esta iniciativa para LDC?

No está claro aún, pero podemos estar seguros de que tendrá un impacto. Esta iniciativa no ocurrirá de la noche a la mañana, por lo cual para LDC lo importante es adaptarse a las nuevas realidades a medida que vayan surgiendo y traducirlas en oportunidades.
Estamos aún en las etapas iniciales de la iniciativa. Muchos de los corredores propuestos no se encuentran aún activos y su construcción tomará años.

Dada nuestra presencia global y nuestros flujos comerciales, estamos analizando cuidadosamente las implicancias de cada proyecto para permanecer competitivos.

A lo largo de nuestra historia de más de 165 años como líderes en la comercialización y el procesamiento de productos agrícolas, hemos sorteado exitosamente numerosas alteraciones y cambios en la industria, por lo cual tenemos confianza en que continuaremos haciéndolo en el futuro y traduciremos este desarrollo en un éxito.

© 2018 Louis Dreyfus Company

Cookies.

Utilizamos cookies para recordar sus preferencias y ofrecerle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Por favor, haga clic en el botón para aprobar el uso de cookies. Por más información, lea nuestra política de privacidad.