LDC

Nuestra gente

5 minutos con con la directora global de Investigación para Cereales

Me incorporé a Louis Dreyfus Company (LDC) en julio de 1992, como aprendiz de operador en la mesa de operaciones de soja de la Ciudad de Kansas, Estados Unidos, enseguida después de concluir mis estudios en el Trinity College de Connecticut, obteniendo una licenciatura doble en Economía Política Internacional y Lengua y Literatura Rusa. Decidí aceptar el trabajo en LDC en gran medida gracias a la interesante historia de la familia Louis-Dreyfus de exportación de cereales desde Rusia antes de la revolución Bolchevique. No puedo decirles mucho sobre mi primer día en LDC, pero hay cosas de esa época que quedaron grabadas en mi memoria. Recuerdo una mujer que repartía copias de 50 páginas de los cables de mercado que llegaban por la noche vía fax. También me acuerdo de las conferencias telefónicas temprano en la mañana con operadores de exportaciones en la oficina de Wilton, en Connecticut, preguntándonos cuándo los granjeros locales comenzarían a vender maíz.

post-inpage-landscape-MASTER.jpg

Era un ambiente de trabajo muy bueno, porque todos los pasantes aprendían juntos. Como éramos un grupo joven de graduados, pasábamos mucho tiempo en la oficina, trabajando y aprendiendo el negocio de los commodities. La mayoría de nosotros habíamos sido transferidos a la ciudad de Kansas, por lo que también pasábamos tiempo juntos fuera de la oficina. Había mucha camaradería. Los operadores senior prácticamente competían entre sí por enseñarnos más que los demás. Uno de nuestros mentores designados comenzaba a explicar algo y en un abrir y cerrar de ojos estábamos todos en una sala de conferencias, operadores y pasantes, discutiendo (¡o debatiendo!) un tema específico.

Cuando comencé por primera vez, mi ambición a mediano plazo era ser una operadora física de cereales fuera de los Estados Unidos. Mis metas cambiaron con el tiempo, pero obtuve esa experiencia internacional en 2013. Fui nombrada Directora de Cereales para Asia y, durante dos años, dirigí al equipo de operaciones y marketing fuera de los Estados Unidos. Mi oficina estaba ubicada en Singapur, el foco de LDC en la región, y era responsable de nuestras operaciones de comercialización de cereales en Australia, China, India y el sudeste de Asia. Fue una experiencia excelente, porque me enseñó cómo manejan el negocio diferentes culturas: sus prioridades, lo que impulsa sus decisiones y cómo pueden interpretar la misma información que tienes de una manera totalmente diferente a la tuya. Mi desafío era descubrir cómo LDC podía atender sus necesidades y hacer crecer el negocio, junto con los clientes.

Si bien no he estado en mi rol actual por mucho tiempo, participé en investigación y análisis en todas las posiciones que tuve en LDC, con excepción de mi tiempo en Gestión de Riesgo Financiero. En pocas palabras, esta área de investigación de commodities analiza la oferta y la demanda para identificar déficits o superávits que puedan tener una influencia en los precios o los precios relativos. La función ha evolucionado mucho a lo largo de los años y, en la actualidad, el mercado tiene acceso a mucha información. Por ejemplo, datos climáticos e imágenes satelitales más sofisticados pueden predecir rendimientos en diferentes regiones con mayor precisión, lo cual a su vez tiene un impacto en el precio. Debido a nuestra presencia en los mercados físicos de todo el mundo, podemos recibir información más rápidamente que otras compañías comercializadoras. Y dada nuestra extensa trayectoria en la industria, contamos con la experiencia para interpretarla.

Nuestro principal desafío es ser los primeros en sacar la conclusión correcta en base a nuestro vasto volumen de información disponible. Parte de mi rol es mirar hacia el futuro, encontrar maneras de incrementar la eficiencia al coordinar el análisis de investigación con un equipo distribuido por todo el mundo, y asegurarnos de que LDC se encuentre siempre a la vanguardia de la investigación del mercado de los cereales.

Un último punto…

¿Qué disfrutas más de trabajar en LDC?

Hay muchas personas inteligentes que trabajan en LDC, y a mí me gusta trabajar en un entorno intelectualmente desafiante. La compañía también te brinda la flexibilidad para desarrollarte profesionalmente. Cuán lejos y cuán rápido lo hagas dependerá de tu desempeño. Cuando muestras que estás listo para más responsabilidad, se te asigna más. Tu crecimiento no es definido por las posiciones disponibles en tu departamento. Puedes trasladarte a otra plataforma o función o región diferente. Esto lo convierte en un lugar de trabajo muy dinámico.

¿Qué le dirías a tu versión novata de ti misma si pudieras viajar al pasado?

Me diría a mí misma: “Cuando se invente la Internet, no dejes de hablar. Tómate el tiempo para llamar a las personas en lugar de enviarles correos electrónicos o mensajes de texto. Y no lo tomes personalmente cuando tus colegas cuestionen tus ideas. Todo estamos buscando alcanzar las mejores estimaciones o soluciones para la compañía. Todos tenemos una manera diferente de comprender, explicar y debatir las cosas”.

¿Existe algún commodity de LDC del que no podrías prescindir?

Esa es una pregunta engañosa, ya que existen substitutos para la mayoría de ellos, si bien no necesariamente en las cantidades que el mundo necesita. Por lo tanto, si el mundo dejara de cultivar maíz, por ejemplo, todo lo que consumimos se volvería mucho más costoso y no podríamos alimentar a una población de 10 mil millones. Pero estoy siendo imparcial debido a mi trabajo en la Plataforma de Cereales. De vez en cuando disfruto un buen plato de carne, ¡y me moriría si no pudiera hacerlo!

© 2018 Louis Dreyfus Company

Cookies.

Utilizamos cookies para recordar sus preferencias y ofrecerle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Por favor, haga clic en el botón para aprobar el uso de cookies. Por más información, lea nuestra política de privacidad.