LDC

En el horizonte

Controlando el desperdicio de alimentos

06.29.2018

Desde la comida que se echa a perder en el refrigerador hasta las cosechas que se pudren en los campos, el mundo está perdiendo demasiados alimentos. Cada año, más de 1,3 mil millones de toneladas del total de los alimentos que se producen para consumo humano son perdidos o desperdiciados. Al mismo tiempo, casi 1.000 millones de personas pasan hambre, mientras se estima que la población mundial alcanzará los 9.000 millones para el año 2050, de 7.000 millones actuales. Si este problema no es abordado, solo empeorará.

¿Qué es lo que causa el desperdicio de los alimentos?

En el mundo desarrollado, los patrones de consumo son un factor importante. Los alimentos son desperdiciados en la etapa de venta minorista, puesto que muchos comercios tienen estándares de calidad estrictos que incluyen la apariencia. Eliminan la comida “fea”. Y sí, también en casa la comida es desperdiciada cuando el niño grita pidiendo chocolate y rechaza el puré de espinaca, que termina arrojado a la basura. Los restos de los platos son desaprovechados y las sobras del refrigerador de la oficina quedan olvidadas por días.

En otros lugares, la comida muchas veces se desperdicia a causa de una ineficiencia en el transporte, el almacenamiento, el procesamiento y el envasado. En ocasiones, las instalaciones simplemente no tienen la capacidad para procesar o almacenar grandes cantidades de alimentos.

Por otro lado, pequeños productores independientes cultivan grandes proporciones de los alimentos de muchas cadenas de suministro en los países en desarrollo. Es difícil para ellos poder predecir y prepararse para las condiciones climáticas y las fluctuaciones del mercado cuando plantan sus cultivos. Para estar seguros, terminan cosechando más de lo necesario. Sin el apoyo de organizaciones importantes, no tienen la capacidad para acceder a los mercados y vender sus productos.

En resumen, el desperdicio de alimentos puede ocurrir en varios niveles de la cadena de suministro, desde la producción inicial y el procesamiento hasta la venta y el consumo en el hogar. La pérdida puede ser accidental o intencional, pero en definitiva significa menos alimento disponible para todos.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura define el desperdicio de los alimentos como la disminución de los alimentos en las distintas etapas de la cadena de suministro. En otras palabras, alimentos que estaban destinados a nuestro consumo son dirigidos a la basura.

Algunos hechos clave

Las estadísticas sobre el desperdicio de alimentos mundial son impactantes…

  • Los estadounidenses desperdician 5.814.000 toneladas de raíces y tubérculos sólo durante la etapa de consumo.
  • Cada año, el mundo desperdicia casi la mitad de la totalidad de las frutas y verduras que produce.
  • Aproximadamente 22% de la producción global de oleaginosas y legumbres se pierde/desperdicia.
  • Los países industrializados descartan 286 millones de toneladas de productos derivados de los cereales

Las soluciones y lo que estamos haciendo al respecto

El impacto del desperdicio de alimentos tanto en regiones desarrolladas como en regiones en vías de desarrollo es enorme, y los efectos van mucho más allá de la industria agrícola.

Desde campañas educativas y de concientización hasta grandes cambios en la cadena de suministro, mucho puede hacerse para mejorar el estado actual de la situación.

Y si bien hoy nos encontramos lejos de resolver el problema en forma definitiva, todos coincidimos en que el esfuerzo conjunto de agricultores, productores y consumidores generará los cambios que son necesarios.

En LDC, estamos trabajando para satisfacer la demanda creciente de alimentos mundial y buscando maneras de evitar el desperdicio al mismo tiempo. Continuamente invertimos para mejorar la eficiencia en nuestros sistemas de procesamiento. Las mejoras en la tecnología y los equipos también tienen un impacto, junto con la reducción de tiempos y distancias de transporte de nuestros productos hasta su objetivo final.

Para más novedades sobre Louis Dreyfus Company, síganos en Twitter (@WeAreLDC) o ingrese a nuestra Página en LinkedIn.

© 2018 Louis Dreyfus Company

Cookies.

Utilizamos cookies para recordar sus preferencias y ofrecerle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Por favor, haga clic en el botón para aprobar el uso de cookies. Por más información, lea nuestra política de privacidad.