LDC

Nuestra gente

5 minutos con… Ana, Controller Global de la Plataforma de Oleaginosas

06.18.2018

Ana Bartol se incorporó a la Louis Dreyfus Company (LDC) en 2006, como contadora para la oficina de Uruguay. Luego de dos años, se mudó a Argentina para unirse al equipo contable de la Plataforma de Oleaginosas. En 2010, regresó a su ciudad natal de Montevideo, como Controller Global de la Plataforma de Oleaginosas.

En esta publicación, Ana comparte su experiencia trabajando en LDC y algunos consejos sobre aprendizaje y desarrollo profesional.

¿Cómo comenzó tu travesía en LDC?

Vi un aviso de empleo en un periódico. Como me llamó la atención, decidí enviar mis antecedentes a la agencia de recursos humanos. Luego de ser entrevistada por el director contable y el gerente general, viajé a Buenos Aires para reunirme con el asesor de recursos humanos regional y el director contable regional. Desde el primer día, me dieron mucho espacio para extender mis alas: podía opinar, sugerir cambios, arrancar cosas nuevas y nadie me decía que no, más bien todo lo contrario, me alentaban a hacerlo.

¿Puedes contarnos algún desafío en particular que te enorgullezca haber superado en LDC?

Sin ninguna duda, fue mi experiencia de vivir en el extranjero. Luego de dos años liderando el equipo contable de Uruguay, me pidieron que me trasladara de Montevideo a Argentina, para incorporarme al equipo contable de la Plataforma de Oleaginosas. El rol no sólo me ayudó a crecer personalmente, sino que además me brindó una buena exposición para acelerar mi carrera profesional.

blog-pg-ana-bartol.jpg

¿Qué es lo que más te gusta de trabajar en LDC?

Disfruto particularmente la amplia variedad de oportunidades para aprender y crecer que se nos ofrecen aquí, al igual que la cultura de “puertas abiertas”: es posible acceder a cualquier persona, sin importar su nivel o función. Poder ayudar a otros a desarrollar sus habilidades, capacitarlos y promover sus competencias es algo que me resulta muy gratificante.

¿Piensas que es más difícil para una mujer alcanzar los puestos más altos en esta industria?

Pienso que sí, pero hay excepciones. Creo que la mayor dificultad consiste en encontrar el equilibrio justo entre el trabajo y la vida privada. Lo mismo puede decirse de los hombres. Pero es cierto que, como mujer, si quieres llegar a las altas esferas, hay momentos en los que debes tomar decisiones difíciles.

Si tuvieras la oportunidad de darte un consejo a ti misma de joven, ¿cuál sería?

Absorbe la información nueva como una esponja absorbe el agua. Amplía tus conocimientos todos los días, sé curiosa, ¡y asegúrate de estar siempre lista para un nuevo desafío!

© 2018 Louis Dreyfus Company

Cookies.

Utilizamos cookies para recordar sus preferencias y ofrecerle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Por favor, haga clic en el botón para aprobar el uso de cookies. Por más información, lea nuestra política de privacidad.