Mexico - Español

Una rana sobre una hoja de café

June 9, 2022

Recuerdos de México

El head global de Sustentabilidad de Café  de LDC, Olivier Laboulle, viajó a México para reunirse con colegas y socios luego de dos años de restricciones por Covid-19, fortalecer lazos, evaluar avances en las iniciativas relacionadas con la sustentabilidad y discutir planes para la implementación del compromiso de LDC con una deforestación cero y la conversión a vegetación nativa.

Olivier escribió un diario de su viaje y lo compartió con nosotros.

Miércoles 11 de mayo de 2022: Partida

13:00hs: Es mi primer vuelodesde que las restricciones del Covid se implementaron en Europa a principios de 2020. Caminar por el aeropuerto de Ginebra sin llevar puesta una mascarilla parece algo común y al mismo tiempo inusual. Una sensación rara.

Compro una botella de agua grande antes de pasar por los controles de seguridad, que me veo luego obligado a dejar allí… Aparentemente, necesito volver a aprender algunas cosas básicas.

Al subir al avión, pienso en toda la gente que está esperándome ansiosamente en México para compartir conmigo sus historias personales, desafíos de sustentabilidad e ideas sobre estrategias de reducción del cambio climático, por mencionar algunos temas.

Esto me lleva a calcular mi impacto ecológico para el vuelo de ida y vuelta hacia y desde Méxicoo: el equivalente a  3,5 toneladas métricas de dióxido de carbono aproximadamente. Ahí mismo siento una fuerte determinación de hacer que este viaje valga la pena.

Jueves 12 de mayo de 2022: El Platanar

10:00hs: Estoy con Jenny, nuestra gerente regional de Sustentabilidad, y Greg, gerente de Sustentabilidad de Méxio. Luego de un vuelo temprano desde la Ciudad de México hasta el aeropuerto de Tapachula, cerca de la frontera con Guatemala, estamos manejando por la región de Chiapas para reunirnos con un grupo de agricultores recientemente incorporados al nuevo programa de abastecimiento responsable (RSP) de LDC.

Si bien hay una demanda muy grande y creciente de un café obtenido responsablemente, no todos los productores ,o las asociaciones de productores, pueden acceder a la certificación de FairTrade o Rainforest Alliance de la noche a la mañana. Es por eso que, si bien nuestro RSP exige un nivel mínimo de buenas prácticas (tales como la no utilización de pesticidas peligrosos), también brinda apoyo y capacitación para granjeros que aún no son capaces de satisfacer los requisitos de las certificaciones, pero que sí se encuentran en un camino de mejora continua hacia una mayor sustentabilidad.

Este programa se encuentra aún en la fase piloto, pero me interesa escuchar cuál ha sido la experiencia de los productores al día de hoy. Esa información es importante para ayudarnos a mejorar el programa y a obtener el reconocimiento de la Plataforma global  de Café de acuerdo a su ‘Mecanismo de Equivalencias’ más adelante este año.

11:00hs: La reunión tiene lugar en El Platanar, una pequeña comunidad ubicada en un terreno montañoso a una altitud de 1300 metros. Se siente muy aislado. Y la señal telefónica  no funciona.

Los granjeros nos están esperando. Los hombres por un lado y las mujeres por el otro, todos sentados en robustas sillas de madera plegables, pintadas de color azul. Observo una planta de café que crece a través de las grietas de la pared de una casa cercana, junto al depósito con techo abierto donde estamos teniendo la reunión.

Reunión en El Platanar, Mexico

Iniciamos la charla preguntándoles a los granjeros sobre el programa piloto de LDC. Es un formato de reunión tipo Town Hall. Algunos hombres se ponen de pie, se presentan y dan su opinión. El tono es cordial, pero franco. Llevan puestas gorras de baseball o sombreros más tradicionales de cowboy. Hablamos de plantines resistentes al óxido, precios del café, recargos, capacitación sobre buenas prácticas agrícolas y fertilizantes. Comentan sobre otros proyectos que surgieron y desaparecieron antes del de LDC. De promesas no cumplidas. Siento que será difícil ganar su confianza.

Siempre es tentador prometer la luna, pero en LDC preferimos ser sinceros. Escucho con admiración mientras mis colegas sortean la conversación a veces complicada con honestidad y compasión. Explicando los objetivos, detallando el trabajo extra que los productores tendrán que hacer, subrayando a su vez los potenciales beneficios. No hay atajos para un café sustentable, desafortunadamente. Es una travesía extensa y lenta, pero en LDC, es un lugar en que cada actor de la cadena de valor es tratado como un socio e integrado al equipo.

14:00hs: Unos kilómetros después de dejar El Platanar, me aparecen finalmente unas barras de señal y mi teléfono se activa. Recibo un mensaje de bienvenida a Guatemala. Y luego se habla tanto de datos masivos, aplicaciones móviles, digitalización de productores e información del clima en tiempo real como soluciones mágicas a los problemas de sustentabilidad… Por otro lado, ¿cómo explicaré las tarifas de roaming en Guatemala al área de contabilidad cuando regrese de un viaje supuestamente a México?

16:00hs: Nos detenemos en el trayecto de regreso a Tapachula para encontrarnos con Roberto, un comerciante de café que recientemente se incorporó a LDC, y con Edson, el gerente del depósito en Tapachula. Fuera de la oficina con aire acondicionado, el depósito se siente caluroso y sofocante. No hay un solo grano de café a la vista, el cultivo ya ha casi desaparecido en México. Sólo se guardan algunas pocas bolsas de café vacías en los pallets.

Les pregunto a Roberto y a Edson sobre la trazabilidad y la segregación de volúmenes certificados en el depósito. Conversamos sobre la implementación de nuestra nueva solución de trazabilidad, que acabamos de probar con éxito en Colombia. Gracias a esta nueva solución de visualización, los clientes de LDC pronto podrán hacer clic en cualquier contrato certificado e instantemente rastrear cada bolsa de café hasta llegar a los productores individuales.

La trazabilidad por sí misma tiene poco valor intrínseco, pero cuando es utilizada para demostrar la ausencia de deforestación o reclamar reducciones de dióxido de carbono por parte de un grupo de productores en particular, tiene el potencial para añadir un tremendo valor al producto y generar una prima adicional para el productor, asegurando un acceso continuado a mercados con nuevas regulaciones. Es una de las principales claves para los muchos desafíos del sector.

Viernes 13 de mayo de 2022: En casa de herrero…

11:00hs: Visitamos a uno de los proveedores directos de LDC, un talentoso emprendedor local que acaba de terminar de construir un impactante depósito nuevo. Hacen 34°C en Huixtla hoy. El sol está alto y no logro encontrar alguna sombra en el estacionamiento frente al depósito, mientras me tomo cinco minutos para hacer una llamada por Facetime a mi mujer y mi hijo mayor, antes de que se vaya a dormir. Son las 7 de la tarde en casa, ¡y está mucho más fresco allí!

Café verde luego de ser procesado en las instalaciones de uno de los intermediaros de LDC en Huixtla.

El proveedor procesa los frutos de la planta de café transformándolos en café verde, que luego es enviado al principal depósito de LDC en Perote. Planteo la necesidad de un café con neutralidad de carbono. Él no se encuentra familiarizado con el concepto

Le describo las emisiones de alcance 1 y 2, y utilizo su secadora, que funciona a combustible, como ejemplo: “Estas son emisiones de alcance 1”, le digo. También le cuento a Ramiro sobre la reciente instalación de paneles solares en el depósito de LDC en Perote y los compromisos de carbono realizados por LDC y nuestros clientes. Él percibe una oportunidad comercial en esto y escucha atentamente. Antes de irnos, le prometo ponerlo en contacto con una compañía mexicana que podría ayudarlo con una evaluación y certificación de neutralidad de carbono.

Cuando salgo del depósito, el calor del sol continúa siendo abrasador. A pesar del consumo de combustible extra, enciendo el aire acondicionado. Agrego esto mentalmente a mi cuenta de carbono del viaje.

16:00hs: Somos cálidamente recibidos en una de las cooperativas socias de LDC. Como en todos los demás lugares de México y la región de Chiapas, la hospitalidad es maravillosa aquí. Una taza de café recién preparado es puesta frente a mí. No suelo tomar café tan tarde pero hoy hago una excepción. El reloj de mi cuerpo aún no se ha ajustado del todo al nuevo horario y me siento cansado.

Si bien no soy un experto en calidad de café, noto que este café no cumple muy bien con el perfil que le compramos a la cooperativa el año pasado. Cuando le menciono esto a la agrónoma de LDC local, ella me explica que los productores y las cooperativas siempre reservan el mejor café para la venta y sólo se quedan con las partidas rechazadas para ellos mismos.

Parece que en casa de herrero verdaderamente el cuchillo es de palo.

Sábado 14 de mayo de 2022: Lavazza

03:00hs: Estoy completamente despierto, dando vueltas en la cama del hotel. Jet lag 1 – Olivier 0.

Recuerdo lo que el fundador de la cooperativa dijo temprano hoy. Otra expresión de la región: “El café no te deja dormir” – pausa – “No cuando lo bebes, sino cuando haces negocio con él”.

8:00hs: Junto a un grupo de representantes de la cooperativa, manejamos hasta las montañas fuera de Motozintla para visitar a granjeros que se beneficiaron de un proyecto que hemos estado implementando con la Fundación Lavazza.

Este proyecto, lanzado justo antes del inicio de la pandemia del Covid-19, apunta a fortalecer las capacidades de los agricultores para aumentar los rendimientos y mejorar la calidad del café. Esto incluye capacitación sobre buenas técnicas agrícolas, establecer 20 parcelas de muestra para demostrar los beneficios de las buenas prácticas, recibir bancos de secado para controlar y mejorar el proceso de secado del pergamino y ser guiado a través del procedimiento de certificación de Rainforest Alliance.

Bancos de secado junto a la casa de un productor de café en un pueblo cerca de Motozintla (Chiapas) Día 3

Bancos de secado junto a la casa de un productor de café en un pueblo cerca de Motozintla (Chiapas) Día 3

El paisaje es impactante. Para el ojo inexperto, éstas son solo montañas boscosas. Pero cuando uno mira con más detenimiento, aparecen plantas de café por todos lados, creciendo bajo la sombra de densos y enormes árboles. El compromiso de LDC por una deforestación cero no será muy difícil de cumplir en esta región.

Cerca de allí se encuentra un invernadero que contiene bancos de secado fabricados con madera local. LDC y Lavazza donaron estos bancos a un grupo de agricultores. Tradicionalmente, los productores trituran los frutos, lavan la miele del café y secan el café pergamino húmedo al sol, sobre un suelo de cemento. Esta práctica genera varios problemas. El café debe entrarse si llueve. Piedras y otras impurezas pueden mezclarse en su cultivo. Y nunca está completamente protegido de algún perro que pasa por allí y de pronto siente una cierta necesidad…

Con los nuevos bancos, el tiempo de secado se reduce en 3 a 4 días. También significa menos trabajo. La cata inicial indica que la calidad podría ser mejor también. En la próxima cosecha, planeamos segregar café secado de este modo para ver si puede alcanzar una prima en el mercado, beneficiando aún más a los productores.

14:00hs: Más tarde ese mismo día, visitamos otra granja. Sobre una hoja de café, Greg detecta una pequeña rana. No tenemos idea de cómo llegó tan alto en la planta. Es una muy buena señal, sin embargo. Las ranas son como los canarios en una mina de carbón, no viven en ambientes degradados.

Granja de café en un pueblo cerca de Motozintla (Chiapas) con Jenny (gerente regional de Sustentabilidad de LDC) Día 3

Aquí, la producción de café es orgánica por defecto. Debido a los fondos limitados, muchos productores jamás han utilizado productos agroquímicos. Esto es positivo en muchos sentidos, pero también significa que la productividad es baja, sólo aproximadamente ocho bolsas de 60kg por hectárea.

Con un tamaño de granja promedio de 1,5 hectáreas, y a pesar de los precios relativamente altos del café, ganarse la vida sólo con este cultivo es muy difícil. Por eso, muchos productores obtienen un dinero extra trabajando en otras granjas como jornaleros. También producen otros alimentos y cultivos comerciales (maíz, por ejemplo) que contribuyen al sustento familiar.

En términos más amplios, asegurarse un ingreso básico es un tema crítico para muchos pequeños productores en todo el mundo, y los productores de café no son la excepción. Las soluciones no son simples y sólo se encuentran parcialmente vinculadas a los precios de los commodities. El Grupo de Trabajo Público Privado de la Organización Internacional del Café (OIC) cuenta con un plan de acción para abordar el tema y, como participante activo, LDC está apoyando financieramente una encuesta para generar estándares de referencia en varios orígenes de producción clave de café. Comprender los ingresos y gastos de los productores es fundamental para, primero, implementar la estrategia correcta y, luego, medir el progreso del sector.

Granja de muestra cerca de Motozintla (Chiapas) con personal de LDC, Día 3

Lunes 16 de mayo de 2022: Mañana…

15:00hs: Estoy nuevamente en el avión. A medida que cruzamos el Golfo de México hacia mi siguiente parada, otra sabia frase del fundador de la cooperativa que visitamos el día anterior me viene a la cabeza: “Hay 100 lecciones que aprender cuando se cultiva café” – pausa – “Y usted aprende sólo una al año”. Me gusta ese dicho. Refleja la dedicación de por vida de los productores de café. El orgullo que sienten por su conocimiento y sus métodos de cultivo tradicional. No es sólo un trabajo, es una vocación.

También recuerdo un artículo reciente que leí, en el cual científicos del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) dicen que es “ahora o nunca” limitar el calentamiento global a 1,5 grados. Desafortunadamente, no tenemos 100 años para dar vuelta al sector. Debemos hacerlo ahora. Y debemos hacerlo rápido.

Siento la inmensidad y la urgencia de la tarea por delante. Puedo empezar por analizar las docenas de nuevas ideas que tuve durante mi viaje sobre cómo ayudar aún más a los agricultores con acciones concretas.

Creo que las 3,5 TM de emisiones de dióxido de carbono valieron la pena. ¡Y me aseguraré de que así sea!


Contact Us

Contact us